Cómo convertir archivos de audio en Ubuntu

Finalmente decidió actualizar su antiguo sistema de audio para automóvil a uno que también admita MP3. Pero como conocedor del audio, tiene su música en formato FLAC y tal vez algunos archivos AAC o AC3. Afortunadamente, no tiene que volver a comprimirlos uno por uno o pensar demasiado en su formato: SoundConverter admite muchos formatos de audio como entrada y puede volver a codificarlos a MP3, OGG o AAC de una vez. Veamos cómo puede convertir fácilmente archivos de audio en Ubuntu.

Instalación

La popularidad de SoundConverter casi garantiza que lo encontrará en el centro de software de su distribución.

Convierta su audio con la instalación de Soundconverter

Búscalo con su nombre e instálalo desde allí, o salta a una terminal e ingresa:

Después de la instalación, ejecútelo y déjelo inactivo en su escritorio mientras continúa con el siguiente paso.

Conversión de archivos de audio

1. Ejecute su administrador de archivos favorito. Es más fácil usar la función de arrastrar y soltar con SoundConverter para conversiones por lotes. Apunte al directorio con sus archivos “fuente”, los que desea convertir a MP3 (o algún otro formato compatible con SoundConverter).

Convierta su audio con Soundconverter File Manager

2. Seleccione todos los archivos de su directorio de origen y suéltelos en la ventana de SoundConverter.

Convierta su audio con archivos de entrada de Soundconverter

También puede arrastrar y soltar directorios: SoundConverter los “analizará” y agregará su contenido a su cola. Y puede repetir el procedimiento con más directorios y archivos en diferentes rutas. Puede incluir tantos archivos para convertir como desee en la cola del programa.

3. Haga clic en el botón con el icono de engranaje en la barra de título de SoundConverter para configurar los detalles de su conversión.

Comience eligiendo su carpeta de salida desde la parte superior. Puede ser la misma carpeta que el archivo de entrada, pero eso podría generar conflictos si tiene archivos con nombres idénticos pero con diferentes extensiones. Prefiere modificar esto a “en la carpeta …” y elegir una carpeta de salida haciendo clic en “Elegir”.

Convierta su audio con salida de convertidor de sonido

4. Las opciones de “¿Cómo nombrar archivos?” El menú desplegable ofrece algunas funciones básicas de cambio de nombre.

Convierta su audio con el cambio de nombre de Soundconverter

Si se trata de un gran número de archivos, y no, por ejemplo, un solo álbum de un artista específico, le recomendamos que utilice “lo mismo que la entrada, pero reemplazando el sufijo”. De esta forma será fácil identificar qué archivo proviene de qué fuente.

Si sus archivos contienen caracteres extraños además de los alfanuméricos, habilite “Reemplazar todos los caracteres desordenados” para mejorar la compatibilidad con dispositivos independientes, como el sistema de audio del automóvil de nuestra introducción. Algunos reproductores independientes ni siquiera pueden leer caracteres fuera de los que usaría en un antiguo nombre de archivo de DOS.

5. Utilice el menú desplegable “Formato” en “¿Tipo de resultado?” sección para seleccionar la codificación de sus archivos de salida.

Convierta su audio con formato Soundconverter

Apostamos a que para la gran mayoría de las personas, y para la mayoría de las necesidades, este será el formato MP3 siempre popular, pero si lo desea, SoundConverter permite convertir a otros formatos, aunque menos prominentes. Por ejemplo, si sabe que su reproductor de audio lo admite, opte por el formato AAC, ya que ofrece una mejor calidad en archivos de menor tamaño que MP3.

6. Cada formato viene con algunas configuraciones básicas que puede modificar. Para todos, tendrá una opción de calidad que también afecta el tamaño de archivo: una calidad más alta equivale a tamaños de archivo más grandes.

Convierta su audio con la configuración de archivo de Soundconverter

Algunos formatos pueden incluir opciones adicionales que puede modificar. Por ejemplo, para los archivos Ogg Vorbis, puede utilizar la extensión “oga” en lugar de la “ogg” predeterminada. Los MP3 le permiten elegir una tasa de bits variable o constante, etc. Si no sabe lo que hace cada opción, le sugerimos que solo ajuste la calidad a lo que le gustaría y deje todo lo demás como está.

7. Puede minimizar aún más el tamaño de los archivos recomprimidos y ahorrar más espacio de almacenamiento volviendo a muestrearlos.

Convierta su audio con remuestreo de Soundconverter

La mayoría de los equipos de audio de consumo tienen 44 kHz como techo. Entonces, ¿por qué dejar sus archivos a 48 kHz y desperdiciar más espacio al volver a codificarlos? Los archivos producidos serán de menor calidad, pero no es como si pudieras saber si no estás usando equipos de alta gama, y ​​eso incluye el dispositivo que reproducirá los archivos y tus parlantes o auriculares.

8. Si tiene una CPU más antigua y está convirtiendo muchos archivos a la vez, querrá centrar su atención en “Limitar el número de trabajos paralelos”, la última opción.

Convierta su audio con trabajos paralelos de Soundconverter

Habilítelo y configúrelo en la cantidad de núcleos de su CPU menos uno o dos. De esta manera, se asegura de que el procedimiento de codificación no consuma todos los recursos, lo que provocará retrasos en otros programas en ejecución, excepto si no tiene ningún problema con eso y no planea realizar múltiples tareas mientras se recodifican los archivos.

9. Con todo configurado, regrese a la ventana principal del programa y haga clic en “Convertir” en la parte superior izquierda para iniciar el proceso de recodificación.

Convierta su audio con Soundconverter Convert

Las CPU se han vuelto buenas para comprimir audio, por lo que si compró su CPU durante la última década y tiene más de un núcleo, SoundConverter debería tener sus resultados listos en solo minutos, si no segundos.

No por todo

Como punto final, nada es perfecto, incluido SoundConverter. A veces, un archivo incompatible puede interrumpir una conversión.

Convierte tu audio con Soundconverter Crash

En nuestro caso, incluimos un archivo de video en formato WMV para ver si SoundConverter podía extraer y volver a codificar su audio. No fue así. Todo el proceso falló y el programa se bloqueó.

Si encuentra problemas similares, verifique sus archivos originales y codifíquelos en grupos hasta que encuentre el culpable que interrumpe la conversión.

¿Es útil este artículo?

¡Ayúdanos a correr la voz!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *